Abrazo entrañable a Alandar

Por Col·lectiu de Dones en l’Església

Allá por el 2006, Alandar honró al Col·lectiu de Dones en l’Església con su premio. Nos llenó de agradecimiento.

Hoy, catorce años después, vivimos ambos proyectos fases diferentes. Alandar está a punto de acabar su etapa en papel para pasar a la digital. El Col·lectiu vive un tiempo de mantener las brasas para que el fuego de la igualdad, la paridad, la justicia en el seno de nuestras iglesias prenda con fuerza. Seguramente movimientos como la Revuelta de las Mujeres o Alcem la Veu en el Estado no hubieran sido posible sin la reflexión, las publicaciones, las actividades generadas por el CDE o los grupos de Mujeres y Teología que han obrado como lanzadoras de semillas. Y siguen dando fruto.

¡Suerte en la nueva singladura! Que las tecnologías no dejen a nadie al margen y podáis seguir obrando como despertadores de conciencia, testimonios de espíritu crítico, alentadores de iniciativas eclesiales y sociales que trabajan por la justicia, la verdad, la igualdad, la libertad.

Nosotras, como Col·lectiu de Dones en l’Església, desde Catalunya, seguiremos agradeciendo vuestra presencia y trabajando, con humildad y constancia, para que la Iglesia en la que soñamos se vaya convirtiendo en realidad para hombres y mujeres.

Col·lectiu de Dones en l’Església