Punto y aparte: Seguiremos transformando, seguiremos caminando.

Desde hace 5 años, la JEC ha colaborado con las páginas de Alandar. Un agradecimiento, y una declaración de apoyo para la siguiente etapa. Pura Escuela y Utopía.

Hace ya más de 10 años que tuvimos que abandonar, por los siempre injustos motivos económicos, la edición en papel de nuestra revista Escuela y Utopía, en la que dábamos “rienda suelta” a nuestras ideas y reflexiones. Estas partían de la vida que muchos y muchas jóvenes compartíamos en la JEC, lo que nos llevaba, inevitablemente y a propósito, a ser militantes en medio del mundo.

Fue en el 2015 cuando esta revista tan subversiva, para la que en estos días se termina una etapa, nos brindó la oportunidad de formar parte de sus páginas y de sumergirnos en su comunidad. Era el reencuentro de algunas militantes con su experiencia juvenil, y para nuestro grupo, un camino abierto en un periódico que apostaba por dedicar una sección a nuestro proyecto: jóvenes que buscan la justicia desde el Evangelio de Jesús a través de sus estudios. Es difícil encontrar un hueco en el que expresarte con libertad y quitarte algunos pesos impuestos por la Iglesia.

Hoy, el mundo necesita cambiar sus reglas, y la pandemia de la COVID-19 ha dado una “bofetada” al estilo de vida neoliberal impuesto desde los últimos tiempos, en los que la lógica del mercado regula nuestras vidas, nuestro consumo, y hasta nuestra forma de relacionarnos y sentir. Por esto en este año, en el que aún más personas se siguen quedando atrás, no tiene sentido optar por callarse, es momento de dar voz a la necesidad de transformación social y ser partícipes en el desarrollo de nuestro entorno.

Alandar se hace caminando. Ante el reto de los datos preocupantes sobre la juventud, queremos caminar; ante la crisis ecosocial, queremos caminar; ante la desigualdad global, queremos caminar; ante la desigualdad de género, queremos caminar; allí donde se necesite justicia, queremos caminar. No existe otro sitio que el camino para encontrarnos con Dios “¿No ardía acaso nuestro corazón, mientras nos hablaba en el camino?” Lc 24, 32

Queremos, en este número especial, mostrar nuestro agradecimiento al equipo que hace posible la revista, pero sobre todo a las personas suscritas a ella, lectores, y lectoras que han compartido vida con la JEC a través de estas páginas. Seguimos caminando juntas.

Jóvenes de la JEC