Evangelio significa Buena Nueva

  • por

Dibujo: Mesa de Animación de la Fe, la Asociación Scouts de HuelvaYa estamos con el dichoso Evangelio”, le respondía el obispo al joven sacerdote cuando éste le instaba a comprometerse con los más pobres y desfavorecidos, porque así lo creía desde el Evangelio. Es ésta una escena de la película española, La Buena Nueva, que tuve la ocasión de ver por televisión recientemente y que narra la historia real de un sacerdote español en tiempos del franquismo naciente.

Me sorprendió esta escena por lo que conlleva de realidad eclesial en muchas ocasiones en nuestros días y cómo, desde estamentos superiores, se recomienda asumir comportamientos y actitudes a cristianos y cristianas de base. Mensajes y contenidos, por otra parte, que nada tienen que ver con el mensaje original del Evangelio. Actitudes xenófobas, homófobas, machistas, patriarcales, radicalizadas, enfrentadas con todo lo que suena a respeto, tolerancia, apertura, capacidad de escucha, acogida, diálogo intercultural e interreligioso. E incluso teniendo en cuenta que estos contenidos, expresados de forma implícita en los documentos del Concilio Vaticano II (documentos con vocación de aires nuevos), que aún siguen sin ver del todo la luz, ni mucho menos haber sido asimilados ni puestos en práctica desde nuestra institución.

A lo largo de estos meses he tratado, desde el respeto y cariño que tengo a la Iglesia a la que pertenezco (a pesar de todo lo que ella piensa de mí), de compartir con los lectores y lectoras opiniones y reflexiones que pueden estar en la mente de todo cristiano, pero que por motivos diversos no podemos comentar en todos los foros de forma abierta y libre.

Somos muchos quienes desde el amor a la Iglesia y al Evangelio de Jesús, nuestro único referente, aspiramos a transformar la Iglesia desde dentro. De esta esperanza depende nuestra fe. Poco a poco, con la ayuda de la Ruah que nos interpela y nos alienta, iremos cambiando mentalidades y transformando corazones. Ha sido un placer inmenso compartir este espacio con vosotros y vosotras. Será un honor para mí volver a encontrarnos en algún momento. Hasta entonces, que Dios* os bendiga.

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.