Dios* en nuestra vida cotidiana

iglesia4-5.jpgEn nuestra vida diaria, en nuestros cuerpos, en nuestras emociones, preocupaciones y esperanzas, Dios*s se quiere hacer presente en toda la Naturaleza, de la que también nosotros/as formamos parte. Hacerse presente en nuestra cotidianidad, va más allá de conocerle desde la Teología; significa también re-conocerle en nosotras/os con su fuerza transformadora; identificar ese aliento que nos conduce hacia la opción por nosotras/os mismos, como sujetos activos promotores del cambio. Esta opción, nos acompaña irremediablemente también a optar por nuestro prójimo (toda aquella persona, minoría sin derechos, sin palabras, sin reconocimiento social), y luego, desde la confianza adquirida en Aquel que nos ama, dejarnos “sanar por esa presencia”. Estoy reproduciendo las palabras que a través de nuestra profesora de la Escuela, Lucía Carbonell, me han acercado a las Teologías Africanas, Asiáticas y Latinoamericana.

Teólogas africanas

Las teólogas africanas, concretamente, que se llaman a sí mismas, “comprometidas” (Concernid African Women Theologians), nos podrían hacer reflexionar sobre nuestra identidad de compromiso social y nuestro compromiso de fe. Reconozco que durante el estudio de estas autoras (la punta del iceberg de un amplio listado de mujeres) han vuelto a tambalearse todos los cimientos de mi teología occidentalizada. Afortunadamente, me ha sido permitido el acceso a esta sabiduría de mujeres, a esta experiencia compartida que me reafirma en mi deseo de conocerle, reconocerle, hacerle conocer y amar. ¿Dónde descubro la presencia de Dios* en mi vida cotidiana? ¿Y en mi prójimo? ¿En qué contextos debería hacerle más presente? ¿Cómo materializo en mi vida, mi opción por mí mismo/a, por mi prójimo, por mi esperanza transformadora de mi mundo?

Sentir la llamada de Dios*, independientemente de cuál sea su nombre, es una llamada enérgica, a la acción, al desafío de la voluntad y al entendimiento, elaborando una praxis liberadora como compromiso con la justicia, la vida y la libertad” (dicen las teólogas africanas O. Duyoye y M.A. Kanyoro en su obra “La decisión de ponerse en marcha”)

Autoría

  • Alandar

    Algunos artículos son escritos por personas ajenas a Alandar a quienes pedimos colaboración por su experiencia, conocimiento de la materia, etc...

    Ver todas las entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *