Oye, Dios, ¿por qué sufrimos?

fo06.jpg
El anterior autor, L. González Carvajal, nos ofrece unas consideraciones teológicas sobre este grave problema del mal ante la idea de Dios.

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *