Trescientas

  • por

Esto que lees en tu pantalla es el número 300 de nuestra revista. El 30º aniversario viene acompañado de este otro número redondo que es también motivo de celebración y de alegría. Cuando en 1983 un grupo de cristianos y cristianas de base decidieron poner en marcha la revista apenas soñaron con que íbamos a llegar hasta aquí.

En estos trescientos números se han contado muchas historias de compromiso y de lucha. Muchas pequeñas gotas, de esas que vistas individualmente parecen insignificantes pero que todas juntas hacen un mar. También hemos compartido muchas vivencias de Iglesia y de Evangelio de manera abierta y alternativa. Más de siete mil páginas representan estos trescientos alandares que han destilado mucha vida.

Durante este tiempo de aniversario –sobre todo, en la fiesta que celebramos el pasado junio y de la que podréis encontrar una detallada crónica en las páginas 6 y 7–, la frase constante ha sido gracias. Gracias a quienes han compartido sus historias, a quienes las han escrito, a quienes las han editado, corregido, maquetado, a quienes han hecho posible que la revista viera la luz con sus suscripciones, donativos, préstamos, inserciones publicitarias… Gracias a muchísima gente que ha estado ahí a lo largo de nuestra historia.

Toca ahora emprender una nueva etapa con valentía, decidir cómo afrontar los próximos años, que traen malos presagios para las publicaciones en papel. Toca trazar una ruta que nos permita seguir adelante muchos años más, quizá otros treinta, para seguir dando buenas noticias y anunciando la Buena Noticia, para seguir contando esas historias de lucha y compromiso.

No tenemos miedo, porque confiamos en aquellas palabras del profeta Isaías, porque sabemos que “a quienes esperan en el Señor él les renovará el vigor, subirán con alas como de águilas, correrán sin fatigarse y andarán sin cansarse”. No cabe duda, seguiremos alandando.

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.