Esperanza y espera

  • por

Cuando este número de alandar salga de la imprenta ya se habrá dicho todo o casi todo sobre el nuevo papa. Por el momento se respira un clima de esperanza y los primeros gestos de Francisco apuntan a una mayor humildad y a un modo de hacer distinto.

Pero, cuando pase la euforia de los momentos iniciales, las tareas pendientes de la Iglesia seguirán ahí y habrá que seguir trabajando y luchando para acometerlas, para que cada creyente renueve la Iglesia desde su ámbito. Desde nosotros mismos, desde nosotras mismas, desde nuestras parroquias, desde nuestras comunidades y también desde la jerarquía y el Vaticano. El camino tendrá que seguir adelante y lo más importante es no detenerse.

Tenemos que seguir haciendo nuestra tarea y, al mismo tiempo, exigiendo a quienes gobiernan la Iglesia que hagan la suya. Por ese motivo, lanzamos hace algunas semanas, con mucha ilusión, la petición de firmas en Change.org (www.change.org/renuevalaiglesia), para pedirle al papa Francisco que renueve la Iglesia y han sido muchas las personas que se han unido a ella con su firma.

“Porque no puede ser que la sociedad avance y la Iglesia se quede anclada en el pasado”. “Porque no me quiero ir de la Iglesia y necesito avivar la esperanza en que todo puede cambiar”. “Porque soy cristiana y confío en que toda la Iglesia puede estar iluminada por el amor, la compasión y la comprensión, la alegría y la energía”. “Porque no puedo seguir creyendo en una Iglesia incapaz de vivir la radicalidad del Evangelio”. “Porque en el Vaticano también hace mucha falta que se pase la escoba”… Esas son algunas de las razones que han dado las personas que siguen firmando la petición.

Leer esos motivos, saber la fuerza que hay detrás de cada nombre que firma, desde el amor al a Iglesia, desde el compromiso por su renovación, es la manera inequívoca de constatar que algo está cambiando. Tenemos la esperanza de una transformación, desde arriba y desde abajo. Confiamos en que es posible. Por eso, vamos a estar esperando, vigilando, pero también orando y trabajando para que esta renovación se haga realidad.

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *