Responsabilidad y tecnología

ordenadores.jpgTodos los días, trabajadores y las trabajadoras del sector electrónico en todo el mundo se enfrentan a largas jornadas y peligrosas condiciones laborales para producir los equipos y aparatos que han mejorado nuestras vidas de modos tan distintos. Están expuestos a peligrosos productos químicos y no ganan lo suficiente para vivir una vida digna.

Pero instituciones públicas como las universidades pueden provocar el cambio. Debido a su gran poder de compra, mediante la inclusión de criterios
sociales en los procesos de adquisición de ordenadores pueden contribuir a
reducir la pobreza y mejorar las condiciones laborales en los países
productores.

Pincha aquí para firmar la petición instando a las universidades europeas y escuelas politécnicas a que incluyan criterios sociales en sus procesos de
contratación y a que aprueben una resolución de las universidades para
garantizar la responsabilidad social en la adquisición de ordenadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *