Viñeta de Nacho, los discípulos de Jesús encerrados en sus casas por miedo a lo que ocurre en el mundo