En apoyo de José Antonio Pagola

El pasado domingo día 7 de Marzo nuestra Comunidad estuvo reunida y estuvimos leyendo uno de los capítulos del libro de Jesús de Pagola que ya habíamos comprado con los fondos de la Comunidad y que llevamos cerca de un año leyendo y reflexionando entre todos.

El libro nos ayuda muchísimo a la mejor comprensión de un Jesús más humano, más relacionado en su contexto histórico, cultural, social y político y con un mensaje nuclear muy claro: el anuncio de la Buena Noticia dirigida de modo especial a todos los sencillos y a todos los sufrientes de su tiempo.

No entendemos cómo un libro así puede ser retirado de las librerías. Pensamos que presiones muy fuertes de la Jerarquía deben de haber existido para que se llegue hasta ese extremo. Más aún cuando el libro tenía el “Nihil obstat” del obispo de S. Sebastián.

Estamos contra el pensamiento único en la Iglesia y exigimos la libertad de investigación de los teólogos.

No entendemos que siempre desde el vértice jerárquico se ataque a los teólogos más abiertos, mientras desde el Vaticano se estrechan lazos de unión con los sectores más retrógrados y conservadores de la Iglesia anglicana y con los cismáticos lefebristas.

Creemos que en la Iglesia deben de existir unas relaciones de mayor pluralidad y no de pensamiento único, de mayor tolerancia y menos posturas inquisitoriales y de mayor igualdad y fraternidad sin posturas dictatoriales.

Aunque ya en febrero de 2008 expresamos nuestra solidaridad y apoyo con los teólogos Pagola y José Mª Vigil, volvemos ahora, ante la gravedad de los hechos, a expresarlos de nuevo no sólo con Pagola, sino también con todos los que en la Iglesia sufren marginación, ataques y censuras por parte de quienes debieran dar ejemplo de diálogo fraterno entre hermanos.

En estos últimos meses también han sido represaliados y censurados: el teólogo franciscano José Arregui, condenado durante 9 meses al silencio, Juan Masiá, a quien se le ha prohibido participar en un blog personal e incluso el jesuita Padre Lamet a quien su superior le prohibió acudir a la presentación en Madrid del libro de Masiá “Vivir en la Frontera”. Para todos ellos nuestro apoyo solidario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.