Adiós

  • por

alandar270_opinion_cartadestacada.jpgEstimados amigos, amigas, suscriptores y suscriptoras:

Cuando leáis esta carta estaremos en septiembre, con las vacaciones de verano finalizadas y comenzando un nuevo curso. Para mí este nuevo curso va a ser muy especial: después de diez años, dejo la dirección de alandar.

A lo largo de este tiempo hemos vivido y compartido muchas cosas:
En el 2003 festejábamos el número 200 de la revista.

En el 2008 tiramos la casa por la ventana porque llegamos a cumplir 25 años de existencia. Nos parecía todo un logro y la verdad es que lo era.

Han sido 10 años muy bonitos, de un trabajo duro, intenso, con momentos a veces un poco difíciles y siempre luchando con la economía, siempre deficitaria de alandar.

Diez años en el que se ha ido consolidando un equipo de colaboradores y un consejo de redacción que se ha comprometido muy seriamente con el proyecto de alandar y que, para mí personalmente, ha sido el mayor estimulo en el trabajo del día a día. A todos ellos y ellas quiero, especialmente, agradecer el apoyo recibido durante este tiempo y decirles que si este milagro ha sido posible, en una gran parte y muy importante ha sido gracias a todos ellos.

También en este periodo acariciamos la idea de un grupo de jóvenes periodistas, lo proponíamos cuando festejábamos los 25 años, y ya llevan dos colaborando y sacando adelante una sección llevada por ellas y ellos. En alandar, las y los jóvenes no son el futuro, ya son el presente.

En este tiempo, y en cierta medida en continuidad con la línea mantenida por los equipos anteriores, hemos apostado por un tipo de Iglesia:

Ante una Iglesia Institución que muchas veces sentimos preocupada por el poder y por sus propios intereses pero lejos del pueblo de Dios, de sus problemas, de sus realidades y de sus sufrimientos: hemos intentado difundir la imagen y el mensaje de un Dios encarnado, cercano, que se hace presente en nuestro quehacer cotidiano, en los más pobres, en las excluidas y excluidos de este sistema feroz.

Ante una Iglesia Patriarcal y Jerárquica: hemos dado un espacio especial a la mujer, alguna carta ya hemos recibido reprochándonos que en la sección de Iglesia salían menos obispos y curas y demasiadas mujeres. Esto ha sido el reflejo de nuestro convencimiento de que Dios es Padre y Madre, de que la mujer tiene un lugar en la Iglesia que hasta ahora se le ha negado. Las mujeres queremos estar en la Iglesia por derecho propio, tener voz, estar en los ámbitos de decisión y que se nos escuche en igualdad con los varones.
Ante una Iglesia encasillada en la rigidez de la norma y los documentos, no hemos querido dejar nunca el humor, la alegría, la frescura de la vida… porque el evangelio es vida, utopía, alegría… y esto hemos intentado que no faltase nunca en nuestras páginas.

Diez años son muchos y por eso -creemos y sobre todo creo yo- ha llegado el momento de pasar el testigo. A partir de este mes alandar contará con una nueva directora: mujer y joven.

Muchos y muchas de vosotras ya la conocéis: Cristina Ruiz. Lleva más de siete años en el Consejo de alandar y además es la que nos mantiene conectada en la red.

Tanto el Consejo como yo, estamos convencidos de que hará un buen trabajo. Será una sabia nueva que dará un aire nuevo a la revista. Ella ahora tiene entre sus manos el reto de adecuarse a los nuevos momentos. Estoy segura que lo va a hacer muy bien, y no sólo ella sino también el equipo que vamos a seguir trabajando y apoyando el trabajo que realice.

Acabo. Hay un poema de Benedetti que siempre me ha gustado muchísimo y al que Violeta Parra le puso voz y música:

Si te quiero, es porque sos mi amor, mi cómplice y todo y en la calle codo a codo, somos mucho más que dos”.

Quiero acabar con ellos: todos hemos sido cómplices de este proyecto que se llama alandar y la fuerza es que, codo a codo, somos muchos más que dos. Porque somos muchos, alandar es y seguirá siendo por mucho tiempo.

Gracias por estar ahí.

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.