El pasado 15 de septiembre, ante el aumento de las amenazas y el cerco continuo que sufre Doñana, incluido el dragado de profundidad y el comienzo de las obras del gran proyecto de almacenamiento de gas, WWF lanzó una campaña internacional en defensa de este espacio Patrimonio de la Humanidad, uno de los mayores santuarios naturales de Europa. Doñana ha sido elegida por WWF, la mayor organización mundial en defensa de la naturaleza, como uno de los tres espacios de todo el mundo amenazados por proyectos industriales y dañinos, que ejemplifica los problemas del Patrimonio Mundial. WWF lleva años trabajando en defensa de Doñana, para exigir a las autoridades españolas y andaluzas para que cumplan su deber y acaben con las amenazas del humedal más importante de Europa. Para firmar la campaña: http://bit.ly/salva-doñana

WWF