Organizaciones judías, musulmanas y cristianas marcharon juntas llamando a la acción dirigida al cambio climático el pasado domingo 29 de noviembre, unidas por una preocupación compartida por la protección de la Tierra y de todos los seres que la habitan.

La marcha, secundada por más de 60 organizaciones seculares y religiosas, tuvo lugar en la víspera del inicio de la cumbre sobre el clima de París y llamó al gobierno del Reino Unido a realizar una inversión mejor en energías renovables, infraestructuras verdes y nuevos trabajos limpios.

En nombre del equipo organizador, religioso, Tim Gee de Christian Aid dijo: “En tiempos como estos, cuando tanto las vidas humanas como la Tierra en sí misma están amenazadas, es vital que estemos unidos y no divididos. Nuestra unidad el 29 de noviembre es una manera de mostrar esto. Del mismo modo, para abordar un problema verdaderamente global, necesitamos ver gobiernos que trabajen juntos en la cumbre de París”.

En el mitin final, la rabino Laura Janner-Klausner (rabino senior del movimiento Reform Judaism), la doctora Ruth Valerio (directora de Iglesias y Teología de A Rocha, Reino Unido) y Shanza Ali (directora de Muslim Climate Action) hablaron juntas en un estrado público de unidad interreligiosa. La marcha estuvo precedida por un encuentro interreligioso en la Sinagoga de Westminster en la que el rabino Jonathan Whittenberg, la doctora Ruth Valerio y el Sheikh Talat hablaron en nombre de las confesiones abrahámicas.

Voltaire Alferez, de la organización de Christian Aid en Filipinas, que ha padecido recientemente los efectos devastadores del clima extremo, se unió a las personas congregadas. Alferez dijo: “En Filipinas ya no debatimos o negamos el impacto del cambio climático porque lo experimentamos cada año”.

davi-kopenawa-yanomami-climate-march-solo“En concreto, nuestro país vio el impacto del tifón Haiyan en 2013, que acabó con la vida de más de 6.000 personas, separó a familias y comunidades y devastó nuestro sustento. No obstante, nuestros compatriotas, junto a nuestro gobierno, continúan luchando por sobreponerse a la devastación. También estamos muy agradecidos a los gobernantes y personas que donaron dinero para ayudarnos cuando tuvimos necesidad de ello”.

“Pero no podemos continuar en esta especie de nueva normalidad. Por lo tanto, exigimos una acción justa y ambiciosa por parte de los líderes mundiales, particularmente de aquellos países que han sido históricamente responsables, para que reduzcan las emisiones de carbono y apoyen de manera suficiente a los países vulnerables”.

[quote_right]Tanto las vidas humanas como la Tierra en sí misma están amenazadas.[/quote_right]Muchas personas de fe se reunieron el 29 de noviembre a las 11:45 en la Sinagoga de Westminster durante el acto interreligioso y, a continuación, a las 12:30h en Park Lane junto a otras personas de la Climate Coalition que participaban en la marcha. El acto estuvo apoyado por Christian Aid, CAFOD, Quakers in Britain, Islamic Relief, MADE in Europe, World Jewish Relief y Oil Vay, entre muchas otras organizaciones.

Para más información y adhesiones: www.christianaid.org.uk/peoplesmarch.