Deuda externa, ¿deuda eterna?

fo37.jpgEs un tanto mordaz y a la vez amena, como la carta con que termina el folleto, la exposición que Jaime Atienza nos hace del drama que realmente supone la deuda externa para los pueblos que la sufren.

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *