Colectivos de Iglesia entregan a la CEE carta sobre abusos sexuales

Colectivos cristianos de base entregan a la Conferencia Episcopal Española una carta pidiendo que pase «de las tinieblas a la luz» a la hora de afrontar los casos de abusos sexuales en el seno de la Iglesia

Alandar ha sido uno de los colectivos promotores de una Carta abierta a la Conferencia Episcopal sobre los abusos en la Iglesia. Esa carta ha sido entregada esta mañana.

Nota de Prensa

Madrid, 25 de abril de 2022.– Esta mañana, representantes de los cinco colectivos de cristianas y cristianos de base que han promovido una Carta Abierta a la Conferencia Episcopal en la que exigen verdad, justicia y reparación para las víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica española, han hecho entrega de una copia del texto en la sede del organismo colegiado de los obispos españoles.

Los representantes de Alandar, MOCEOP, Red Miriam de Espiritualidad Ignaciana, Redes Cristianas y Revuelta de Mujeres en la Iglesia han hecho entrega de la carta abierta Pasar de las tinieblas a la luz -respaldada por un centenar de asociaciones, comunidades y colectivos y más de 1.200 personas- justo antes del comienzo de la 119 Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal.

«Esta Asamblea Plenaria va a abordar el tema de los abusos y queremos que nuestros obispos sean conscientes de que una buena parte del pueblo de Dios creemos que han enfocado esta cuestión de una manera equivocada e insatisfactoria, sobre todo para las víctimas», han explicado los representantes de los cinco colectivos a la entrada de la Conferencia Episcopal.

La carta -cuyo texto integral pueden consultar aquí– asegura que la respuesta de los obispos españoles a la denuncia de casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia ha estado marcada por la actitud defensiva, la minimización del problema -y, en ocasiones, su encubrimiento- y el menosprecio del dolor de las víctimas, lo que ha agravado el sufrimiento causado por los abusos. Además, el encubrimiento ha abierto la puerta a la impunidad, lo que ha permitido la multiplicación del número de casos y del horror que conllevan.

La carta pide la creación de una Comisión de la Verdad con un mandato independiente que investigue la verdadera magnitud de los abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica Española y una oficina centralizada que establezca criterios unánimes de actuación y revise la adecuación de los protocolos de actuación de las diócesis y las órdenes religiosas españolas en materia de abusos sexuales a menores y otras personas vulnerables.

Asimismo, insta a los obispos y los y las superioras religiosas españolas a poner en marcha algunas medidas de extrema urgencia entre las que destacan asegurarse de que las declaraciones públicas de sus portavoces en ningún caso minimizan o relativizan la realidad de los abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica y el sufrimiento de las víctimas y asegurarse de que cualquier denuncia de abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica es investigada con la mayor celeridad posible, poniendo rápidamente en conocimiento del poder judicial los hechos que pudieran ser constitutivos de delito.

«Reconocemos que la Conferencia Episcopal ha dado pasos hasta hace poco impensables, como el encargo de una auditoría externa sobre la actuación de la Iglesia al despacho de abogados Cremades&Calvo Sotelo. Sin embargo, no están claros los objetivos de esta esta auditoría, que parece estar centrada en cuestiones puramente jurídicas y cuya validez ha sido rechazada por muchas víctimas, lo que pone en cuestión si es la forma más adecuada de garantizar la verdad, justicia y reparación que reclaman y necesitan y que, creemos, es de justicia y de humanidad que obtengan».

Los promotores de la carta estiman que los obispos españoles tienen que explicar si piensan que la auditoria de Cremades&Calvo Sotelo sigue siendo un instrumento válido para procurar reparación a las víctimas de los abusos y por qué, así como si piensan abrir cauces de colaboración sobre la investigación que sobre el tema de los abusos sexuales a menores dentro de la Iglesia está preparando la Oficina del Defensor del Pueblo. «Es hora de que la Iglesia española pase de las tinieblas a la luz de forma definitiva en el tema de los abusos y que su voluntad de sacar a la luz la verdad, hacer justicia y reparar a las víctimas quede inequívocamente clara. Esa claridad no existe todavía, pero la 119 Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española brinda la ocasión ideal para que comience a existir».

Últimas entradas de Redacción de alandar (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.