Prisión para un anti-militarista

La fiscalía y la Ertzaintza piden dos años y medio de prisión y tres, respectivamente, para un antimilitarista al que acusan de agredir a un agente en una acción noviolenta del Movimiento de Objeción de Conciencia (MOC). Los pacifistas robaron un casco del Regimiento Garellano para denunciar el gasto militar y lo devolvieron días después convertido en un “kaskulore” (con una flor plantada en su interior). El movimiento declaró que la acusación es falsa y celebró una rueda de prensa y una concentración ante los juzgados el 21 de enero, coincidiendo con el juicio. Además, se ha lanzado una recogida de firmas para apoyar a estos militantes paficistas, que ha sido apoyada por Redes Cristianas y puede firmarse en http://bit.ly/kaskulore.

El Diario Norte

Autoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *