Premio por proteger la vida

El sacerdote Bernard Kinvi ha sido galardonado con el Premio Alison Des Forges de este año. Se trata de una distinción que concede la organización Human Rights Watch a personas que han destacado por su defensa de los derechos humanos. El padre Kinvi es director del hospital de Bossembelé (Rep. Centroafricana) y durante los primeros meses de este año salvó la vida a cientos de musulmanes. En declaraciones recientes, afirmó: “Soy religioso Camilo y he hecho un voto de socorrer a los enfermos y personas necesitadas aún a riesgo de perder mi vida”. Las amenazas de muerte le llegan de las milicias anti-balaka, un grupo que surgió el año pasado como un conglomerado cuyo objetivo inmediato era combatir los rebeldes musulmanes de la Seleka y, por extensión, atacar a toda la población musulmana. El padre Kinvi llegó a ser detenido por los milicianos, agredido y amenazado por proteger a cientos de musulmanes. A pesar de todo, los religiosos no cedieron y salvaron la vida a los musulmanes hasta que las fuerzas multinacionales de la MISCA llegaron y pudieron evacuarlos a Camerún.

Mundo Negro

Autoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *