¿Qué nos hace movernos?

Es una buena pregunta que muchas veces no sabemos cómo contestar. Muchos podrían decir que las injusticias; otras personas, su religión, su fe, tal vez la responsabilidad, o la conciencia…

Yo, gracias a Silvio (Rodríguez), un día llegué a la conclusión de que era algo más profundo lo que me hacía saltar. Además de todo lo anterior había algo que sentía no sólo en mi cabeza, sino también en mi cuerpo, algo físico… la rabia

quepunto6.jpg

La rabia es mi vocación

La rabia es mi vocación,
el dolor que a otros persigue mi motor,
y tus ojos vidriosos,
y tu inocente sonrisa,
son mi vida.
Ésa es mi vida, la que yo elijo,
la que yo necesito.

La rabia es mi vocación,
y por rabia escribo,
y por tu dolor, no callo
porque me importas,
porque lo mereces,
porque tus lágrimas quedan con las mías.
Lloro de rabia, de impotencia,
y muero por salir corriendo,
por hablar con cada uno de vosotros,
y preguntaros cómo es posible,
cómo es posible tantas cosas.

Me muero de rabia, y luego te miro
imagino tu sonrisa espontánea,
cuando apenas existe
algo que la merezca.
Así que yo también sonrío,
y sueño que te ayudo,
y despierto en mi lucha diaria
por llegar a conocerte,
para que simplemente sepas
lo importante que eres para mí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *