Berit o cómo anunciar el Reino que ya está entre nosotros

– ¿Berit? ¿Qué significa?

pag12_quepunto1_web-19.jpgEsto es lo que solemos escuchar cuando respondemos a la pregunta de ¿y cómo se llama el grupo? Y puede que tú al leer esta sección te estés preguntado lo mismo…

Berit somos Nico y Mamen, una pareja que lleva seis años casada y que, desde hace unos meses, ha emprendido una historia musical que tiene como ideal anunciar cuánto ama Dios al mundo, cuánto nos ama a cada uno de nosotros y la inmensa alegría de sentirnos enviados a anunciar el Reino de Dios que, sin duda, ya está entre nosotros.
Berit significa “alianza”, la alianza que parte de Dios y que solo por amor Él ofrece a los seres humanos. El nombre nos gustó mucho desde el principio porque “el Berit” es también para nosotros la posibilidad de ser la mejor versión de cada uno, la posibilidad de crecer y hacer crecer al otro en nuestra unión y, también, la posibilidad de servir a quienes buscan a Jesús; ayudar a quienes lo buscan a experimentarlo a través de la música. Eso nos haría felices: que quienes escuchen nuestras canciones no oigan a Nico y Mamen, que solo conecten con el Padre, con el Hijo y con el Espíritu Santo. Que sirva para orar y entrar en su presencia.

Nuestra historia de amor con Dios comenzó antes incluso de nacer puesto que, ya entonces, Él nos amaba y nos soñaba, como a ti, que estás leyendo estas líneas. Y estamos convencidos de que su espíritu nos fue conduciendo hacia Él y hacia el otro.

pag12_quepunto2_web-19.jpgToda relación tiene un comienzo. En nuestro caso el punto de partida está en la adolescencia y en los llamados (por entonces) Grupos de Vida Cristiana de los Hermanos Maristas. Los dos estudiábamos en colegios de esta congregación y, gracias a una actividad conjunta organizada por un hermano marista, nos conocimos y fuimos primero amigos y, varios años después, novios.

Desde que tenemos uso de razón recordamos cómo la música ha formado parte de nuestra vida y, posteriormente, de nuestra relación.

Siempre hemos disfrutado cantando el amor de Dios a través de canciones de otros. Hemos cantado en bodas de amigos, en eucaristías especiales, en celebraciones del paso al Padre de gente querida… y, de hecho, una de las cosas que más felices nos hace es el servicio de animación musical que realizamos en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de Madrid en el coro de misa de ocho y en las celebraciones de dicha parroquia en la que, además de participar en el coro, compartimos vida, fe y compromiso con nuestra comunidad, Caná.

Pero no solo queríamos cantarle a Él y para Él a través de canciones de otros. Sentíamos la necesidad de transmitir lo que nos pasaba por dentro y esa intuición se fue transformando, poco a poco, en una necesidad y en una realidad. Hoy contamos con nuestras primeras canciones que nacen fruto de la oración y de nuestra experiencia vital de relación con el Señor de nuestra historia y de nuestra vida.

pag12_quepunto3_web-19.jpgLa relación con los Misioneros del Espíritu Santo –congregación titular de nuestra parroquia– ha sido esencial para crecer en la fe y lanzarnos a componer e interpretar nuestras propias canciones. Desde estas líneas, queremos darles las gracias. Son nuestra familia espiritual y junto a ellos descubrimos y vivimos a Jesús sacerdote y experimentamos el amor misericordioso de Dios en nuestra vida. Un amor inagotable que en la cruz nos regala vida en abundancia.

También nuestra vinculación y amistad con los Misioneros Redentoristas ha sido especialmente importante para nosotros. Hemos tenido la gran suerte de encontrar mediaciones preciosas, todo un regalo de Dios, que a generoso no hay quien le gane. Ahora –como decimos en una de nuestras canciones– solo podemos responder a tanto amor. Es más, solo queremos responder a tanto amor con nuestra vida entregada al anuncio del Reino de Dios.

Estamos convencidos de que hay que anunciar a los cuatro vientos cuanto vemos: que los ciegos ven, que los sordos oyen, que los cojos andan… Que otro mundo es posible, un mundo en el que la lógica de Jesús, la lógica del amor, puede reinar. Un mundo en el que todos los esquemas se pueden romper a favor de los más débiles, los preferidos de Jesús. Esa es nuestra certeza y lo vivimos con especial alegría.
Sabemos que estamos comenzando, que hemos recorrido muy poco camino, pero estamos ilusionados y hemos nacido con ganas de dar testimonio de cuanto experimentamos. Nuestros primeros comparciertos han sido muy entrañables y llenos de ilusión y amor.

pag12_quepunto4_web-14.jpgAunque no tenemos un estilo musical muy definido todavía y estamos buscando nuestra identidad, nos declaramos admiradores y seguidores de grupos y músicos como Luis Guitarra (por quien sentimos cariño, admiración y muchísimo respeto como músico y como persona), Ixcís, Álvaro Fraile, Migueli, Nico Montero, Rafa Sánchez, Brotes de Olivo… Todos ellos han puesto “banda sonora” a nuestra fe.

pag12_quepunto5_web-8.jpgEn esta aventura musical no estamos solos, contamos con el apoyo y el cariño de nuestra familia, de nuestros amigos, de nuestra parroquia, de nuestra comunidad y sabemos que todo es obra suya. Queremos ser instrumento de su amor. Queremos vivir conscientes de que todo es por Él. Queremos vivir y cantar para Él.

Nuestra vida es sencilla y aspiramos a que lo sea cada vez más, al estilo de Jesús de Nazaret. Siempre hemos querido ser fecundos y la música –estamos convencidos– puede ser una forma privilegiada de intentar conseguirlo.

pag12_quepunto6_web-3.jpgSi quieres seguirles más de cerca puedes hacerlo a través de Facebook en estas dos páginas:

https://www.facebook.com/berit.alianza.5
https://www.facebook.com/berit3006
O a través de Twitter: @berit3006
Berit también compartirá y pondrá, junto con el coro de la parroquia de Guadalupe, la banda sonora de nuestra fiesta del 30º Aniversario el próximo 12 de junio. ¡Con muchas más sorpresas musicales!

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

1 comentario en «Berit o cómo anunciar el Reino que ya está entre nosotros»

  1. Berit o cómo anunciar el Reino que ya está entre nosotros
    Enhorabuena, lo tenéis muy claro: el amor de Dios y el servicio a los demás.
    Es la alegría de dar testimonio de la luz y la paz de sentiros hermanos de todos.
    Es un regalo disfrutar de vuestro comentario y de vuestra música.
    Da una confianza inmensa saber que vuestra fuerza es Presencia de Dios que vive
    en medio de su pueblo, que su Espíritu no nos abandona y nos envía estos signos
    de su «entusiasmo» por todo lo humano.
    Conociéndoos bien podemos aplicaros aquello de «sois la luz, sois la sal»
    Que suerte tenemos en Caná!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.