La ONG Oxfam Intermón celebra la aprobación por el Consejo de Ministros del Real Decreto Ley sobre el Ingreso Mínimo Vital (IMV) pero advierte de la necesidad de que esta llegue también a las personas migrantes en situación de vulnerabilidad.

Oxfam Intermón califica de histórica la medida. “Es un primer paso con el que el Estado español empieza a devolverle a las rentas bajas una deuda adquirida con años de protección social regresiva —las familias con mayores ingresos reciben más prestaciones que las que menos—, ineficiente e ineficaz en la lucha contra la pobreza y la desigualdad”, explica Liliana Marcos, experta en políticas públicas y desigualdad de la organización.

La ONG cree que es un avance para acabar con la pobreza en España, pero recuerda que, con un coste estimado en 3.000 millones, el IMV será insuficiente para cubrir a los más de cuatro millones de personas que se encuentran en situación de pobreza severa.

“Tal y como está concebido, el IMV no va a cubrir a todas las familias y personas que lo necesitan”, explica Marcos. “Nosotras hemos calculado que con 6.000 millones al año, la sexta parte de lo que costó rescatar a la banca, sí se lograría el objetivo de acabar casi por completo con la pobreza severa en España. Esa cantidad alcanzaría para proveer con este IMV a todas las personas que tengan ingresos por debajo del 40% de la mediana, que son las personas en situación de pobreza severa. Por eso nos gustaría que el IMV quede abierto a ampliaciones futuras”.

Oxfam Intermón pide a las comunidades autónomas que, tras la aprobación del IMV, modifiquen sus rentas mínimas para llegar a familias que queden excluidas de la prestación estatal, o para establecer complementos como ayudas por hijos o hijas a cargo, ayudas al alquiler y otras modalidades. Asimismo, pide un compromiso explícito de las administraciones autonómicas de no reducir el presupuesto de 1.500 millones que actualmente dedican en conjunto a las rentas mínimas.

Personas migrantes vulnerables

La organización reitera además que las familias migrantes con niños y niñas y personas solicitantes de asilo que lo necesiten deben acceder a este derecho, independientemente de su situación administrativa. “Nos alegra que el Gobierno haya incluido colectivos migrantes especialmente vulnerables como las víctimas de trata, pero no hemos escuchado mencionar a familias con menores y solicitantes de asilo. Esperamos que estos dos colectivos figuren en el texto del Real Decreto Ley”.

“Creemos que no tiene sentido excluir a niños y niñas que van a desarrollarse en nuestro país y a aportar a nuestra sociedad española; no garantizar igualdad de oportunidades para esta infancia es desperdiciar su talento”, concluye Marcos. 

En paralelo, Oxfam Intermón continúa defendiendo una regularización extraordinaria masiva  de personas en situación administrativa irregular.