El desierto florecerá

desierto-1.jpg
Pag._23_Saharawi_003.jpg

Los profetas, cuando hacen pintadas, concretan mucho. El que escribió este muro, probablemente miró a su alrededor y vio arena. Ni árboles, ni plantas, ni verde alguno que llevarse a la retina. El desierto.

¿El desierto? Dice el diccionario que el término “se aplica al lugar donde no habita o no hay nadie”. Y el autor de la pintada vio que no, que eso no: hay gente. En el desierto al que la pintada se refiere hay personas que luchan, que no se rinden, que no se hunden, que no responden a la opresión con violencia, ni a la injusticia con ira. Gente que hace frente al confinamiento construyendo un pueblo.

Todo eso vio el profeta. A fin de cuentas, ¿no es la mirada lo que distingue a los profetas, su capacidad para entender el verdadero significado de las cosas?

El desierto florecerá como un palmeral. Como un pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *