Cómo gozar de la religión sin que nos miren con compasión

fo21.jpg
Un poco largo el título del folleto, aunque el tema es bien simple. Para algunos manifestarse como religiosos supone el menosprecio de otros o al menos la conmiseración. Basándose en la riqueza del pensamiento y exposición de algunos buenos teólogos, el autor pretende desmontar, la simpleza de los que no van más allá de los condicionamientos sociales o políticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *