Otro 6F sin justicia

Cuatro años después de la muerte de al menos 14 personas en la playa del Tarajal en Ceuta sigue sin hacerse justicia. Fue la fatídica madrugada del 6 de febrero de 2014, cuando agentes de la Guardia Civil dispararon balas de goma y botes de humo a las personas que, tras intentar pasar el paso fronterizo que separa Marruecos de España, se ahogaban en el mar. A pesar de los vídeos, a pesar de los testigos, a pesar de las pruebas más que evidentes, sigue sin hacerse justicia. Es más, el caso que debiera de haberle costado el puesto al entonces ministro del Interior Jorge Fernández Díaz y que debiera suponer la pena que la ley considere a los agentes implicados, se ha vuelto a intentar cerrar en falso una vez más el pasado mes de enero. Si no fuera por las abogadas y su tenacidad, ya sería otra causa más perdida.

Sigue sin hacerse justicia a las víctimas y a sus familias, las cuales, cuatro años después, aún no han recibido los permisos del Gobierno español para venir a ver los cadáveres de sus hijos, para enterrarlos y despedirse de ellos. Es injusto y, sí, es inhumano. Por eso, desde este editorial y sabiendo que representamos el sentir de todos nuestros lectores, les rendimos homenaje y reivindicamos su memoria. Sus nombres, para que no se olviden, eran: Yves Martin Bilong, Ousman Kenzo, Ousman Ben Sanda, Roger Chimi, Larios Fotio, Keita Ibrahim, Jeannot Flame, Dauda Dacole, Blaise Fotchin, Armand Ferdinand Souop Tagne. Sangre de mártires, semilla de libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *