Diálogo

  • por

Comenzamos un nuevo año, y con él uno de nuestros proyectos más queridos:

La integración de un grupo de periodistas jóvenes en el equipo de alandar.

Hace ya unos meses nos planteábamos la brecha, al menos de comunicación, que existe entre los jóvenes creyentes y los que ya tenemos una edad madurita. Algo pasa pero la comunicación no fluye, no conectamos… Nos preguntábamos cuáles eran sus inquietudes, sus problemas, sus esperanzas, sus trabajos… No queríamos hablar de los jóvenes. Queríamos hablar con los jóvenes, es más queríamos que los jóvenes hablasen a los jóvenes… y así se fue fraguando el proyecto que hoy, con el nuevo año, ve la luz: un grupo de jóvenes periodistas creyentes que escribirán mes a mes sobre su manera de ver la vida, el mundo, la iglesia…; escribirán sobre su compromiso de fe en el mundo de hoy… Posiblemente algunas cosas las compartiremos y nos sentiremos identificados con ellos y ellas, seguramente otras no las entendamos, por su lenguaje, por su forma de plantearlas… porque seguramente serán muy distintas a la de aquellos jóvenes del 68, pero de aquello hace ya 40 años y el mundo ha dado muchas vueltas y ha vivido cambios vertiginosos… Habrá que escuchar voces nuevas.

Hoy, en este comienzo de año, apostamos por el diálogo a todos los niveles: entre los países, los pueblos, para que pueda lograrse la paz; entre las personas para que vayamos aceptando la diversidad y alcancemos una convivencia tranquila y armónica; y apostamos también por un diálogo intergeneracional, para caminar juntas y juntos en la construcción del Reino, de la Iglesia, de la Sociedad.

Aprovechamos estas líneas para hacer una llamada a la participación: háganos llegar sus aportaciones; qué le parecen los cambios, qué echa en falta y usted añadiría, ¿cree que sobra algo? Entre todos podremos mejorarlo.

Alandar nació con vocación de servicio y sólo si sigue sirviendo, sirve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.