Un clima extraordinario

  • por

Estoy suscrita a alandar desde hace años. Os sigo y estoy un poco en vuestra línea, pero no soy excluyente como vosotros tampoco lo sois. Vivo el Espíritu del Tiempo y me dejo impregnar por él. No hay para mí mayor alegría que ver a la gente unida apoyándose mutuamente . Y de eso tenéis un poco la culpa ¡jajaja!. Alandar me ha hecho muchísimo.

Bien, claro que alandar lo hacen personas, que sois vosotros, que os ponéis a favor de los más desfavorecidos. Eso es un gran mérito que la sociedad debe reconocer.

Estoy ahora en las asambleas de barrio, del Movimiento Social 15M. En mi existencia he participado en asociaciones, agrupaciones, pero nunca nada igual. Y quizá algo parecido a la Comunidad de San Francisco de Asís (es lo que me parece a mí) porque todo ha surgido espontáneamente, sin líderes. La gente se ríe cuando digo esto. De momento no se plantea pasarse a la política y es una gozada compartir nuestros problemas en la asamblea; además, es que se ha creado un clima extraordinario de querer «ir más alla», de ser más fraternales, incluso nos llamamos hermanos, fíjate que guai. Mucha gente alberga una esperanza en sus corazones, por ello no debe morir el movimiento, como la flor de un día. Y algo importante: debemos hacernos todos «revolución interna», porque sin eso no hacemos nada. La gente que quiera venir que venga a participar, pero por su propia evolución individual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.