¿Homilía o arenga?

  • por

Hace unos días leí una información sobre la clausura del 75º Aniversario del Martirio de los 119 beatos de Paracuellos del Jarama, que tuvo lugar en esta localidad madrileña. El acto consistió en la celebración de una eucaristía, presidida por el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, para venerar a los caídos por Dios y por España. La misma estuvo concelebrada por una veintena de sacerdotes.

Una vez más, el obispo de la diócesis complutense sorprende con su homilía, que después de leerse se acerca más a una arenga que a una explicación de la Palabra de Dios y su aplicación al momento que vivimos. El lenguaje de la misma trae a la mente los discursos de la postguerra civil. Así, al recordar a los sacerdotes y religiosos enterrados en Paracuellos, el obispo señala que “ninguno de ellos apostató (…) y todos ellos acababan gritando ¡Viva Cristo Rey!, ¡Viva España!”. Ahora que nos acercamos a los días en que recordamos la venida de Dios en un niño nacido en un pesebre nos empeñamos en seguir gritando ¡Viva Cristo Rey! Él eligió ser el pobre entre los pobres. Rey de nada, uno más entre iguales.

El prelado alcalaíno se entusiasma en su soflama señalando que “este lugar es primavera para España, constelación de estrellas que nos anuncian el cielo, fulgor del firmamento que nos anuncia nuestra verdadera patria”. ¿A qué suenan estas palabras? Creo que es fácil deducirlo.

Reig Pla también abogó porque este camposanto se convierta en centro de peregrinación “para que los niños escolarizados aprendan la lección de lo que significa una vida generosa, incluso con derramamiento de sangre”. A cuántos sitios habría que peregrinar para aprender lecciones de lo que no se debe hacer pese a que se invoque el nombre de Cristo, pese a que se diga que se defiende la Verdad.

Somos muchos y muchas quienes pensamos que, con estas homilías, se echa por tierra el testimonio de fe que tratamos de dar -siempre con fallos y caídas- con nuestra manera de vivir y actuar.

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.