Con lo que no se puede bromear

  • por

Queridos amigos y amigas:

Un mes más, al recibir la revista, leo con agrado todos sus artículos. Tengo que señalar que este mes me ha gustado muy especialmente el escrito por Fernando Torres sobre las religiosas norteamericanas. En muy poco espacio hace un análisis muy lúcido del por qué de este conflicto entre estas mujeres y el Vaticano. Las declaraciones de la nueva presidenta de la coordinadora de ONGD, Mercedes Ruiz Jiménez, también me ha parecido bien interesante en estos momentos que estamos viviendo. Interesantes también los distintos artículos que hablan sobre la educación, así como el escrito por Araceli Caballero sobre “Armas por arados”, pero… Sí, este mes tengo que poner un pero que espero que entendáis.

Siempre leo con mucho gusto las páginas de humor que desde hace un tiempo venís ofreciendo. Me parecen muy creativas y con un gran sentido del humor. Pero este mes, bajo mi punto de vista, hay algo de lo que no se puede hacer broma. Me refiero al punto 3, “Campamento intensivo para niños “macielito lindo”. Creo que hay temas -la pederastia, la trata de personas, las mujeres prostituidas, las violaciones…- sobre los que no se puede bromear. Son temas muy serios y con mucho dolor y sufrimiento detrás de ellos. Y que conste que no estoy hablando de censura por ser algo que se da en el seno de la Iglesia. No es eso ni mucho menos. Como he señalado, hay otros temas como las violaciones, el maltrato a las mujeres, las personas traficadas… que no se dan propiamente en la Iglesia y de las que tampoco me gustaría que en las páginas de alandar se hiciera broma de ellas.

Sé que otras personas pensarán distinto, los propios autores de la página, pero no soy la única que piensa así. Este ha sido motivo de comentario con otras amigas y amigos lectores también de la revista.

Y ya acabo. Ánimo y adelante con este buen hacer que cada mes nos trae una bocanada de aire fresco entre todas las noticias que recibimos diariamente

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.