El Ayuntamiento de Barcelona tiene la voluntad de convertir el consumo responsable en el eje vertebrador de la política de consumo del nuevo gobierno municipal. Para ello, ha encargado al equipo de la revista Opcions que elabore un Plan de Impulso del Consumo Responsable de cara a los próximos cuatro años. Su objetivo es potenciar cambios en el consumo tanto de la propia institución como de la ciudadanía en esta ciudad. El grupo de trabajo ya se ha puesto en marcha y ha expresado su satisfacción, al considerar que los cambios personales y comunitarios son imprescindibles pero que hacen falta políticas públicas activamente comprometidas con el “consumo consciente y transformador”.

Opcions