Foto de familia

Proporcionada Clarence Fisk GenealoCL.La familia es un núcleo que, a lo largo de la historia, se ha mostrado como inherente al ser humano. Y, al mismo tiempo, como estructura mutable que ha cambiado y evolucionado enormemente a lo largo de los siglos y los milenios. El clan, la tribu, el matriarcado, el patriarcado, la corte, el núcleo doméstico, la familia nuclear… tantas formas que llenan los libros de historia y antropología.

Las estructuras de familia han sido sumamente diversas a lo largo de la historia y, a pesar de ello, la moral que pretenden la jerarquía católica y los movimientos conservadores parece unívoca: un hombre, una mujer y los hijos e hijas que quiera mandar Dios. Ese es modelo que ensalza la Conferencia Episcopal en las misas multitudinarias y el que se defiende desde el Vaticano con los Encuentros Mundiales de las Familias, el más reciente de los cuales se celebró la pasada primavera en Milán.

Sin embargo, la familia sigue evolucionando y no responde a ese modelo arquetípico. La foto de familia ha cambiado progresivamente y con naturalidad: parejas del mismo sexo que pueden acceder al matrimonio con los mismos derechos, familias que adoptan o acogen menores (de su país o mediante adopción internacional), parejas separadas y divorciadas que vuelven a unirse a otras personas aportando sus hijos e hijas, familias monoparentales (por circunstancias vitales o por decisión, como es el caso de las mujeres que deciden recurrir a la inseminación artificial)…

Todos esos nuevos modelos de familia van siendo aceptados progresivamente por la sociedad, que los ve cada vez con más cotidianeidad. Las series de televisión –como reflejo y al mismo tiempo modelo social– son un buen ejemplo de ello. Una de las de mayor audiencia Modern Family (Familia Moderna) muestra un esquema de núcleo familiar a priori complejo, pero en cuya base está el elemento fundamental, el ingrediente clave de una familia: el amor mutuo.
Amor que, por supuesto, muchas veces es difícil y genera conflictos: aceptar las diferencias, compartir las dificultades del día a día, las limitaciones y heridas de cada miembro, la enfermedad, la discapacidad, la muerte.
pag4_temadeportada2_web-11.jpg
Desde alandar apostamos por esas familias plurales, donde no importa el sexo de quienes aman o su edad o su origen o su vínculo sanguíneo… sino el amor y la apuesta de unas personas por otras. La familia, cuando el mundo se tambalea y parece perder sus referentes, sigue ofreciéndose como una realidad gozosa, llena de vida en estos tiempos de crisis. El puerto al que llegar, el ancla al que asirse.
Eso sí: una familia tan plural y tan diversa como aquella de Nazaret a la que rezamos. María, una joven madre soltera; José, un padre putativo mayor; Jesús, un rebelde que se enfrentó a su tiempo. En realidad, la Sagrada Familia se nos presenta como modelo, pero no por ser hombre, mujer e hijo, sino por cómo nos enseña que la generosidad, la comprensión y la confianza son el mejor abono para que la vida dé frutos de amor.

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

2 comentarios en «Foto de familia»

  1. Foto de familia
    Me parece estupendo que dentro de la hortodoxa iglesia haya voces como las de este escrito que abra el corazón a nuevas ideas, formas y colores. Nada y todo está observado en la naturaleza de los hombres y la palabra familia, tan utilizada por muchos de los representantes de la Iglesia, nace, crece se transforma y gracias al amor de los que la integran, permanece con fuerza. La Iglesia, con sus representantes más mediaticos a la cabeza, quieren imponer un formato de familia, que aunque es el más común no es el único. Y aunque les acostumbra a escocer todo aquello que está dentro de sus planes, deben, si quieren sobrevivir, aceptar que familias «diferentes» las ha habido desde el principio de los tiempos. Vease si no qué tipo de familia era el de Adan, Eva, Caín y Abel. Siendo los únicos en el mundo ¿cómo se originó la repoblación del mundo?. Bien, bromas a parte, que se contagie por toda la iglesia esta generosidad de aceptar al otro como sea. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.