“El nuevo gobierno está utilizando la crisis económica como excusa”

Foto. © Greenpeace.Uno de los primeros sectores que se vio recortado con la llegada al poder de Mariano Rajoy fue el de las energías renovables. Un sector que en nuestro país estaba siendo floreciente y que estaba creando puestos de empleo, a través de la instalación de parques eólicos y placas solares especialmente en el territorio rural. La energía natural del aire y el sol, que abunda en España, va a tener a partir de ahora un aprovechamiento mucho menor. Por ejemplo, fuentes de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) apuntaron recientemente que esta energía renovable, la más castigada por las rebajas de las primas, ya ha cargado “con el 50% de los recortes del sistema eléctrico”, en total, unos 2.200 millones de euros. Para conocer con detalle el tipo de recortes que está sufriendo el sector de las energías renovables, hemos hablado con José Luís García Ortega, responsable del Área de Investigación e Incidencia en Greenpeace España.

¿Cómo era la situación de las energías renovables en España antes de la crisis?

Las renovables han estado bastante al margen de la crisis económica porque llevaban un ritmo de crecimiento importante y contaban con un sistema público de apoyo eficiente, aunque sometido a muchas incertidumbres, cambios, vaivenes políticos… Cuando empieza la crisis continúan su crecimiento, se encuentran con dificultades al no haber financiación por no haber crédito. Pero esto podía compensarse porque si el sistema de apoyo garantiza la rentabilidad se acaba encontrando crédito.

¿Cuál es la situación hoy por hoy? ¿Cómo ha afectado la crisis al sector?

Con el nuevo gobierno nos hemos encontrado que, utilizando la crisis económica como excusa, se han paralizado todos los proyectos que puede haber de ahora en adelante de energías renovables. Dicen que la moratoria es temporal pero, realmente, es indefinida: se ha paralizado el sistema de apoyo.

¿Por qué las energías renovables necesitan de ese apoyo público? ¿No son rentables?

Este sistema de apoyos no debería ser para siempre, es transitorio, pero es necesario por la gran inversión inicial que supone su puesta en marcha. Las energías renovables cada vez cuestan menos y el apoyo que hay que darles es cada vez menor, muchas ya no iban a necesitarlo en esta década y casi todas en la próxima década. Es ahora cuando se necesita ese apoyo para recoger los beneficios de forma perpetua en los próximos años. Es como pagarle la carrera a un estudiante en Harvard y, cuando está en quinto, decirle que por la crisis se le retira la beca.

¿En qué consiste la moratoria impuesta al sector?

El precio que pagamos en la tarifa de la luz no da para todos los costes que hay, por un invento del gobierno llamado “déficit de tarifas”. Ese precio es una suma de lo que cuesta producir la electricidad, más los costes regulados (apoyo al coste de redes eléctricas, organismos que intervienen, apoyo a energías renovables…). El gobierno, desde la época de Rodrigo Rato, decidió que pagáramos una cantidad menor a esa suma. La diferencia es este déficit que se ha ido acumulando, unos 24.000 millones. Para paliar el déficit, entonces, ¿de dónde se recorta?, de la parte que decide el gobierno. Y lo primero que se ha recortado es ese apoyo a las energías renovables, no han recortado el apoyo al carbón, a centrales técnicas. Nos han dicho pública y explícitamente que “hay que parar las renovables”. Han dicho que es temporal, pero no han dicho por cuánto tiempo, es por tanto una paralización indefinida.

¿Qué cree usted que ha motivado esa decisión del Gobierno?

Los intereses de las cinco grandes compañías eléctricas es lo que hay detrás de esa decisión. Son empresas que ganan mucho produciendo energía y que tienen ya una serie de centrales recientemente construidas que quieren rentabilizar (nucleares, de carbón, de gas…). Como se han desarrollado mucho las renovables, hay más producción de energía y, paralelamente con la crisis la demanda ha caído, hay plantas que no funcionan todo lo que deberían para ser rentables.

¿Qué consecuencias puede tener esto para el planeta?

El efecto que habían tenido las renovables era un descenso de las emisiones de CO2, cosa que no se había conseguido nunca en España y estábamos cerca de cumplir el objetivo del Protocolo de Kyoto. De hecho ya ha habido una subida el año pasado por el apoyo que se da a la quema de carbón. Estamos haciendo lo contrario de lo que deberíamos hacer. Con los recortes, volverán a subir las emisiones y se acentuará el cambio climático que ya estamos viendo. Las consecuencias serán de pesadilla.

¿Y cuáles van a ser las consecuencias para la sociedad?

Como consumidores de energía, suponiendo que los efectos sobre el planeta no nos importasen, desde el bolsillo lo que ocurre es que dejamos de pagar para apoyar a las renovables pero, como hay ese déficit, no vamos a notar ningún ahorro y no nos vamos a beneficiar de que se haya invertido hasta ahora en renovables.

Además, nos aboca a que los precios de toda la energía que compramos nos vengan marcados de fuera. La energía que tenemos aquí, a mansalva y gratuita es el sol, el viento… Las renovables, que ahora tienen un costo pero lo que invirtamos en ellas lo vamos recuperar como una energía que no tendremos que comprársela a nadie. En cambio, así estamos sujetos a que, por ejemplo, una subida del petróleo nos afecte a lo que pagamos.

Foto. © Greenpeace / Pedro Armestre.¿Qué alternativas plantea Greenpeace en este sentido?

Nuestro estudio “Energía 3.0” es un ejemplo real de cómo se puede desarrollar. Es un análisis cuantificado de cómo se podría organizar el sistema energético para consumir menos, tener menos necesidades y que todas nuestras necesidades de energías se puedan cubrir con energías renovables. Se podría reducir nuestro consumo a la mitad de aquí a 2050. Pero las decisiones que se toman se hacen mirando el cortoplacismo más escandaloso. No hay inteligencia en la toma de decisiones. Existen planes energéticos pero, incluso los de mayor plazo, solo miran a 2020 y hay que mirar mucho más allá y ahí es donde hay que poner esos objetivos para llegar a consumir 100% renovables. Todas las normativas, leyes y planes, tienen que estar enfocadas a eso. No significa que haya que vivir peor, de hecho viviremos probablemente mejor cuando apliquemos esto.

¿Qué más recortes de los anunciados por el gobierno pueden tener efectos sobre el medio ambiente?

En la medida en que se dejan de hacer barbaridades (planes de infraestructuras rocambolescos, autopistas y aeropuertos que no hacían falta), los recortes pueden tener consecuencias positivas. Todo lo que nos evitemos en obra pública que lo único que hacía era consumir recursos y reducir emisiones, es positivo. Pero, ¿tiene que haber una crisis para cambiar nuestra forma de funcionar? Sabiendo que parar ese tipo de cosas tiene beneficios sociales y ambientales, ¿no es mejor hacerlo de antemano?

¿Qué consecuencias pueden tener los recortes otros sectores como el de la I+D?

Ahí hay también la doble vertiente, porque bajo el saco de la I+D se puede meter de todo. Por ejemplo, los recursos de investigación a nivel europeo más de la mitad son para energías nucleares. En lo que no se debería recortar es en tecnología de redes inteligentes, en eficiencia energética… Hay otras investigaciones que ojalá se queden paradas, como las de biotecnología para productos transgénicos, los recortes en eso nos reportaría un beneficio. Tenemos que ir a un desarrollo que sea sostenible, porque no podemos estar creciendo de forma infinita como si eso fuese posible, cuando eso es físicamente imposible porque este planeta es finito y nuestros recursos son finitos. Lo más finito que hay es la capacidad que tiene la atmósfera de absorber CO2.

Últimas entradas de Colaboración (ver todo)

1 comentario en «“El nuevo gobierno está utilizando la crisis económica como excusa”»

  1. Ennera cree en el futuro de las energías renovables
    En Ennera, empresa de energías renovables situada en Ibarra, País Vasco, creemos que una nueva era es posible. Necesitamos crear conciencia e informar a la sociedad, ya que existe muy poca claridad cuando se habla de energía renovable. Tenemos que seguir el ejemplo Alemán y marcarnos un procedimiento de acción para conseguir que la totalidad del consumo energético de España sea Renovable. Pero como bien dices, necesitamos que el gobierno apruebe el Net-metering cuanto antes.

    De momento solo nos queda explicar a la sociedad la importancia de la energía limpia para nuestro presente y futuro. ¡Ennera se prepara para la nueva era!
    Ahora necesitamos que la sociedad también apueste por un futuro limpio.

    Si quereís más información sobre nosotros, visitarnos en http://www.ennera.com/blog/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.