Cristianismo de nuestro tiempo

portada2-2.jpgUna de las acusaciones que suelen lanzarse contra quienes dicen formar parte de la Iglesia es que ésta, dos mil años después de su fundación, sigue anclada en una visión antigua y alejada de las cuestiones que preocupan al ser humano del siglo XXI. Aunque buena parte de los documentos y declaraciones que provienen de la Iglesia jerárquica den la razón a quienes exigen un ‘aggiornamento’, otros signos que llegan de otros muchos seguidores de Jesús de Nazaret sí hablan de una fe conectada con las grandes cuestiones de nuestro tiempo. Para los meses de septiembre y octubre hay convocados tres grandes foros, organizados por integrantes de colectivos y asociaciones que sí entienden que el mensaje del Evangelio debe tener en cuenta el aquí y ahora. Gentes que se ven en la necesidad de alzar la voz para buscar en el compromiso de fe una respuesta a la crisis que nos azota en todos las esferas de las relaciones humanas y sociales.

Aunque el camino no es fácil… “Hay un divorcio innegable entre los movimientos sociales transformadores, aquellos que pretenden hallar vías alternativas a un sistema injusto, y los movimientos de ética y espiritualidad”, apunta Esteban Velásquez. Miembro del Comité organizador del Foro Social Temático Español de Espiritualidad y Éticas (FSTE), que se desarrollará en Sevilla desde el 10 y hasta el 12 de octubre próximos, Velásquez lleva meses peleando, junto a otros hombres y mujeres, para que se genere este espacio de reflexión en el que se van a encontrar representantes del movimiento altermundista con otros que se mueven preferiblemente en la esfera de grupos cristianos y de otras confesiones religiosas.

Desde la organización del Foro que se celebra en Sevilla se insiste en que a veces no se ha sido consciente de la imposibilidad de abordar la búsqueda de soluciones a la crisis sólo desde el compromiso social. “Hay que tener en cuenta las aportaciones que lleguen desde quienes trabajamos en los ámbitos de la ética y la espiritualidad”, reclaman. La riqueza que aporta la experiencia espiritual para el análisis de los conflictos sociales se plantea como una refrescante novedad en un ámbito, como es el de los Foros Sociales, donde a menudo ha ocupado un lugar secundario.

Bilbao, Sevilla y Madrid

En estas tres ciudades españolas se va a hablar, durante los meses de septiembre y octubre, de cómo la gente de Iglesia entendemos que se debe abordar la crisis. El inicio de este ‘maratón’ otoñal tendrá lugar en la capital de España, del 3 al 6 de septiembre, con la celebración de la XXIX edición del Congreso de Teología de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII. Este año la organización ha primado un valor seguro tomando como leit motiv el término sobre el que giran, desde hace meses, la mayoría de las conversaciones, noticias y decisiones que toman los Gobiernos. ‘El cristianismo ante la crisis’ es el título elegido. Aunque la palabra crisis se haya ligado fundamentalmente a la economía, el enunciado abre desde la ambigüedad una puerta para hablar de la falta de renovación dentro de la propia institución eclesial. O del conflicto que vivimos en un mundo, como el actual, cada vez más incomprensible. Sin embargo, el Congreso de Teología sí se va a centrar en la todopoderosa Economía, para analizar con invitados e invitadas muy cualificadas las causas y las consecuencias de una crisis a la que no se le vislumbra final inminente.

Luis de Sebastián, profesor de Economía en ESADE, y un ‘clásico’ al que siempre ha merecido la pena escuchar, estaba convocado para hacer un análisis global de la coyuntura. Su muerte prematura el pasado mes de mayo no nos dejará gozar de su presencia y sabiduría, pero estamos seguros que este tema se tratará en profundidad por la persona que le sustituya. Por su parte, María Pazos, Jefa de Estudios del Instituto de Estudios Fiscales, tratará de hincarle el diente a un tema olvidado como es el ‘Juicio ético sobre la crisis y alternativas’. Otros muchos intervinientes reflexionarán sobre cuestiones vinculadas a la crisis en el Sur, o la repercusión que tiene sobre las personas excluidas. También los dos líderes de los principales sindicatos de clase de este país, Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CCOO) han confirmado su participación en una de las mesas redondas con las que se adorna el programa.

Sin duda que los resultados del Congreso de Teología de la Asociación Juan XXIII, que en 2010 celebrará tres décadas de existencia, no van a defraudar a nadie. Todavía resuena el eco del vibrante documento que cerraba el del año pasado y que eligió el apasionante tema de ‘Cristianismo y laicidad’ como centro de debate y reflexión. En uno de sus párrafos finales, marcaba una ‘hoja de ruta’ llena de ambición: “Este Congreso de Teología se compromete a trabajar junto con otros colectivos religiosos y laicos en la defensa de una ética cívica liberadora para todos los ciudadanos y ciudadanas, aportando aquellos valores evangélicos que pueden contribuir a un clima de convivencia pacífica, basada en la justicia. El horizonte de nuestro compromiso ha de ser la realidad de la exclusión y la marginación, que se dan en el Tercer Mundo”.

portada3-2.jpgTejiendo Redes

Un mes después, los días 10 y 11 de octubre, pero esta vez en Bilbao, colectivos e integrantes de asociaciones, comunidades y colectivos de Iglesia están convocados a la Segunda Asamblea de Redes Cristianas. Se trata de una amplia y plural plataforma que reúne a 147 grupos de todo el Estado, constituida hace dos años y que celebró su primera asamblea en noviembre de 2007. En la carta de identidad, que entonces hicieron pública, se definían como colectivos católicos pertenecientes a la base eclesial, que pretendían erigirse como otra voz crítica y alternativa, coordinándose “para dar una respuesta conjunta en pro de la transformación democrática de la Iglesia y de la sociedad”. Y añadían: “Como seguidores de Jesús de Nazaret, nos proponemos anunciar con alegría la Buena Noticia del Reino, presente ya como semilla en este mundo y en la Iglesia, pero abierto a su plenitud en el futuro”.

En estos dos años se ha trabajado duro y se ha podido ver y oír a Redes Cristianas en muchos espacios sociales y eclesiales, aportando una sola voz con la que se identificaban miles de personas. El tema elegido para la II Asamblea de Redes Cristianas ha sido también el de la crisis, bajo el enunciado ‘Alternativas solidarias en la crisis’. “Durante los días 10 y 11 de octubre nos juntaremos en Bilbao para debatir sobre todos estos temas, y para tomar decisiones sobre los pasos a dar en los próximos meses y años. Lo haremos mediante talleres participativos sobre los aspectos sociales más urgentes, de los que esperamos obtener propuestas de acción concretas. También habrá un espacio asambleario para el momento de las decisiones más formales y, por supuesto, momentos más lúdicos y relajados, para facilitar el encuentro y la amistad”, cuentan en su página web (www.redescristianas.net) y aquí es donde se puede hallar la información más actualizada sobre el encuentro.

A diferencia del Congreso de Teología, en el que priman las conferencias, en el encuentro de Redes se apuesta por los talleres y las dinámicas participativas. “En Redes Cristianas tenemos la convicción de que las comunidades cristianas tienen mucho que aportar en estos tiempos de cambio. Es hora de trabajar mano a mano con otros movimientos sociales transformadores, remando en la misma dirección y compartiendo estrategias y tácticas, en medio de una pluralidad de motivaciones diferentes”, afirman, refrendando la validez del mensaje que lanzan en tiempos de zozobra general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.