Una de autobuses ateos

Ignasi nos invita desde su opción como monitor de tiempo libre de AJMACOR (Asociación Mà Oberta Cor Obert) a una reflexión sobre los autobuses ateos que han aparecido últimamente en algunas ciudades españolas…

Josep Maria Bové

Yo disfruto de la vida, pero a la vez me preocupo: por los otros, por el mundo, por los que sufren… Y también creo que probablemente Dios existe, pero esto ya es una opción personal.

No me gusta esta frase porque tiene un tono de claudicación: no pienses en los otros, preocúpate de estar bien contigo mismo, no apartes la mirada de tu ombligo…

Los monitores de la asociación disfrutamos de la vida; y parte de esta vitalidad proviene de la convicción de que preocuparse por los otros vale la pena. Esta es nuestra aportación colectiva por un mundo mejor: somos monitores!

La creencia de que Dios existe o no, es una convicción personal e intransferible y en la Asociación, como en todas partes, hay diversidad y gente con dudas, inquietudes, etc. Eso sí, lo que todos compartimos es la idea de que la vida es más vida cuando uno la da.

Y si hace falta, andamos a contracorriente… ¿te apuntas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *