Vergüenza a la vuelta de la esquina

Un total de 3.060 personas fueron internadas el año pasado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche. De ellas, poco más de la mitad fueron finalmente expulsadas del país, según datos proporcionados por el informe Atrapados tras las rejas de la ONG jesuita Pueblos Unidos. El 23% de las personas retenidas llevaban menos de un año en España. Vienen de otras provincias y hay un número importante procedentes de pateras o de Canarias y de Ceuta y Melilla, algunos después de pasar un tiempo en los CETI de esas ciudades. La mitad fueron detenidos en un lugar público (estación de tren, bus, metro, calle) o a raíz de un control de extranjería. El estudio se basa en las 1.277 visitas de un grupo estable de voluntarios a 328 internos del CIE de Madrid.

Pueblos Unidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.