Procesión prohibida

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid prohibió finalmente la procesión atea prevista para el Jueves Santo, el pasado 21 de abril, según lo informó en un comunicado. Después de múltiples dudas y de pedir un informe a la Abogacía del Estado, así como de darse por enterada de la decisión del ayuntamiento madrileño, contraria a la anunciada convocatoria, la delegada del Gobierno en Madrid, Dolores Carrión, consideró “que la manifestación atea coincide en el espacio público con procesiones católicas cuyos recorridos ya son conocidos desde hace años» y, además, «existe una apreciación unívoca por parte de todas las administraciones que tuvieron conocimiento de esta convocatoria, coincidiendo en que no debe llevarse a cabo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.