Ocho mujeres que se mueven

Cuando las mujeres que han sufrido la trata no tienen medios propios ni para sufragarse el transporte público quedan aún más aisladas y empobrecidas y sus posibilidades de salir adelante disminuyen. Cuando no pueden permitirse ese gasto, no solo pierden oportunidades, sino también libertad. Proyecto Esperanza ha lanzado una iniciativa de crowdfunding para pagarles el abono transporte durante un año y, así apoyarlas en su proceso de integración social, conexión con el mundo laboral, participación en servicios y sentimiento de ciudadanía. La financiación de su transporte, siendo algo tan vital y tan sencillo, no suele tener quien lo financie, cuando la movilidad es un derecho humano. En www.migranodearena.org, buscando “Proyecto Esperanza” se puede colaborar con una donación que ayudará a poner en marcha a ocho de esas mujeres.

Proyecto Esperanza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.