Obispa irlandesa

La reverenda Pat Storey, de 53 años, fue consagrada el pasado noviembre como primera mujer obispo de la Iglesia de Irlanda y primera mujer que accede al obispado en la comunidad anglicana en las Islas Británicas. Criada en Belfast, está casada con el reverendo Earl Storey, con el que ha tenido dos hijos ya adultos. Trabajó como recepcionista en la consulta de un médico y luego en la organización dietética Weight Watchers. Empezó su formación religiosa ya bien entrada en la treintena. Fue ordenada diácono en 1997 y sacerdote al año siguiente. A la ceremonia de consagración asistieron representantes del presidente de Irlanda, del primer ministro y de numerosas confesiones religiosas, incluida la católica, presbiteriana, la metodista, luterana y el Centro Cultural Islámico de Dublín.

El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.