Mil latigazos

El activista saudí Raif Badawi ha recibido la primera serie de los 1.000 latigazos a los que fue condenado por ejercer su derecho a la libertad de expresión. Hasta 50 latigazos recibió Raif Badawi el 9 de enero, en público, frente a la mezquita al-Jafali en la ciudad de Yidda. Está previsto que los otros 950 se ejecuten en un periodo de 20 semanas. Esta condena se suma a los diez años de cárcel que cumple el activista saudí por haber puesto en marcha un sitio web de debate social y político en Arabia Saudí y por la acusación de insultar al islam. Raif es uno de los muchos activistas perseguidos en Arabia Saudí por expresar sus opiniones a través de Internet. Las autoridades han respondido a este aumento del debate online vigilando los sitios de redes sociales e intentando prohibir algunas aplicaciones informáticas.

Amnistía Internacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.