Justicia para un mártir argentino

El Tribunal Oral en lo Criminal y Federal de La Rioja (Argentina) ha condenado a cadena perpetua e inhabilitación absoluta al exgeneral Luciano Benjamín Menéndez y al excomodoro Luis Fernando Estrella como autores mediatos del «homicidio premeditado» del obispo Enrique Angelelli, ocurrido el 4 de agosto de 1976, a causa de un accidente automovilístico simulado. Angelelli pertenecía al sector de la Iglesia que se opuso a la dictadura militar argentina y fue asesinado porque investigaba por su cuenta la muerte de dos sacerdotes. El día de su muerte, el obispo llevaba una carpeta con información sobre el asesinato de los sacerdotes que responsabilizaba del crimen a represores de la dictadura.

Infolibre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.