En latín

Con el Motu Proprio “Latina Lingua”, el pasado 10 de noviembre Benedicto XVI instituyó la Pontificia Academia de Latinidad, dependiente del Pontificio Consejo de la Cultura. La Academia estará dirigida por un presidente, acompañado por un secretario, nombrados por el papa y contará con un Consejo Académico. Tal y como escribe el propio pontífice “es urgente sostener el empeño de un mejor conocimiento y un uso más competente de la lengua latina, tanto en el ambiente eclesial, como en el mundo más vasto de la cultura”. Poner la urgencia en este tipo de iniciativas reconfirma la voluntad de la jerarquía católica de dar pasos hacia atrás en la apertura eclesial promovida por el Concilio Vaticano II. Sin duda, en nuestra sociedad y en nuestra Iglesia hay cosas más urgentes.

AICA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.