Diálogo contra la violencia

El centro interreligioso Kaiciid –fundado por Arabia Saudí, Austria y España– condenó recientemente los ataques islamistas en Dinamarca y Libia y los atentados contra musulmanes en Estados Unidos y Pakistán, al considerarlos un intento de «dividir y polarizar las sociedades», y pidió más diálogo para evitarlo.

«Debemos, por ello, fortalecer el diálogo para debilitar al extremismo. A esto contribuiremos como centro de diálogo, en el sentido de la misión del Kaiciid: construir puentes entre personas de distintas religiones y culturas», afirmó el portavoz de esta institución, Peter Kaiser. Además, defendió el derecho a la libertad de pensamiento, expresión y religión y aseguró que «un ataque violento cometido en nombre de cualquier religión es un ataque a todas las religiones».

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.