Han pasado 15 años desde ese momento y más de 5000 parejas han formalizado su unión con un libro de familia, válido para multitud de trámites de la vida cotidiana: permisos de paternidad/maternidad, declaraciones de bienes, solicitud de ayudas, declaraciones de la renta, estancias hospitalarias, herencias… Celebramos cinco lustros de matrimonio Igualitario con los mismos derechos y deberes para toda la ciudadanía con este artículo escrito por una de las mujeres pioneras en casarse en nuestro país.

Por Gema Segoviano

El 30 de junio de 2005, un jueves, quedó aprobado por mayoría en el Congreso de los Diputados la reforma del Código Civil que permitía el matrimonio entre personas del mismo sexo en España. Una reforma no exenta de momentos difíciles provocados por las facciones más conservadoras del Partido Popular, de la jerarquía de la Iglesia Católica, así como de otros grupos cristianos de corte conservador, y sectores de la sociedad relacionados con los grupos ya mencionados.

Celebración del desfile del Orgullo LGTB. Foto: Joshua Stitt

Dos días después se celebraba en Madrid el desfile-manifestación del Orgullo. Un recorrido que viví desde dentro (acompañada por quien meses después sería mi esposa), con la pancarta de “M.O.C.E.O.P- Mujeres y Teología- Católicas por el Derecho a Decidir- Otra Iglesia es Posible” (y seguro que más movimientos, de los que no recuerdo el nombre, por lo que me disculpo), bajo el grito y lema “Nosotros, cristianos no discriminamos”. Pocas veces en la vida el hecho de ser mujer, lesbiana y cristiana me ha sido tan fácil de integrar como ese día. Sentirme arropada y dentro de un movimiento cristiano que busca la igualdad entre hombres y mujeres, que coloca en su día a día el AMOR que Jesús tuvo a quienes sufrían y tienen “hambre y sed de Justicia”, me hizo pasar toda la tarde y la noche en una especie de irrealidad, de alegría, de felicidad que pocas veces he vivido tan intensamente.

Fue maravilloso poder recorrer esas calles con la cabeza bien alta y notar que todos esos movimiento que sienten “entrañas de misericordia”, se unen alrededor de las reivindicaciones que hacen de la sociedad y del mundo un lugar más agradable. Un recorrido diferente al de los años anteriores. Esta vez, saliendo de la Plaza de Cibeles, dirección Puerta de Alcalá para desembocar en la calle Serrano, emblema del barrio más rico y conservador de Madrid, para llegar finalmente a la Plaza de Colón. Imaginaos una calle que hacía ostentación de banderas de España, de Sagrados Corazones, y que ese día vio pasar por ella a cientos de banderas del arco iris acompañando a lemas que celebran la victoria del AMOR y de la no-discriminación. Recuerdo que las ventanas y balcones estaban medio cerrados, no porque fuesen oficinas, sino porque la Marea Arco Iris les daba miedo. Y es que todo lo que más habían evitado, los afeminados, los maricas, los invertidos, los enfermos, las camioneras, los travestis, las locas, los desnudos, los degenerados estaban en su barrio festejando que la ley los ponía en pie de igualdad con todos los demás “ciudadanos  de bien” de este país. Y la apoteosis fue la llegada a la Plaza de Colón, donde hacía apenas 15 días se habían vertido mensajes de odio y de discriminación hacia las personas LGTB, (por cierto, en esa manifestación del Foro de la Familia emplearon la canción “We are the champions” creada por Freddy Mercury, rockero y homosexual), convertida ahora en una fiesta multicolor.

Han pasado 15 años desde ese momento y más de 5000 parejas han (hemos) formalizado su unión con un libro de familia, válido para multitud de trámites de la vida cotidiana: permiso de paternidad/maternidad, declaraciones de Bienes, solicitud de ayudas y Becas, Declaraciones de la Renta, Testamentos y Herencias, estancias hospitalarias y días de permiso, etc. Matrimonio Igualitario con los mismos derechos y deberes para toda la ciudadanía.

Y en este año 2020, la ceremonia interrreligiosa del Grupo de Fe y Espiritualidad de FELGTB, ha recordado no solo este evento, sino que atendiendo al lema de FELGTB, SORORIDAD y FEMINISMO para TRANSformar ¡Mujeres LTB en acción por las más vulnerables!, las mujeres creyentes de las diferentes creencias que integran este grupo han asumido el protagonismo. Desde el Islam, pasando por el Budismo, el Judaísmo y las diferentes ramas del cristianismo, las mujeres LTB han alzado la voz y reclamado su presencia y su capacidad de abrazar el mundo para transformarlo. Porque si algo hemos ido aprendiendo todo este tiempo es que aquella sociedad que deja a los más vulnerables fuera de la sociedad, en los márgenes, es una sociedad enferma. Y de esas luchas desde los márgenes, los movimientos de mujeres, de cristianos comprometidos, de asociaciones de inmigrantes, de activistas LGTB sabemos mucho. Y también que la unión, las alianzas, la transversalidad son el motor que puede mover conciencias. Y así, desde el Grupo de Fe y Espiritualidad creemos que la fuerza de la Fe y la Esperanza en el Amor Universal, nos dará Fuerza y Capacidad para   TRANSFORMAR el mundo y hacer de él un lugar más diverso y abierto a la pluralidad.