Algunas comunidades en varias provincias de Mozambique están quedando cercadas por la rápida expansión en sus territorios de monocultivos de pinos y eucaliptos pertenecientes a grandes empresas. Esto ya ha provocado numerosos conflictos con las comunidades y nuevos conflictos se avecinan. Los monocultivos acaparan cada vez más las tierras que las familias necesitan para producir sus propios alimentos. El gobierno de Mozambique debe mantener su Ley de Tierras y asegurar el debido respeto de los derechos comunitarios a la tierra, al agua y los alimentos. Salva la Selva ha iniciado una campaña para conseguirlo a la que puedes unirte con tu firma y tu donación: http://bit.ly/monocultivos-mozambique

Salva la Selva