Gioconda_Belli.jpgNuestra actual directora nos animaba a los blogueros y blogueras a que escribiésemos algo sobre todo lo que estamos viviendo en estos días. Y la verdad es qué no la he preguntado a cuál de los múltiples temas se refería.

No sé por qué pero siempre mayo es un mes rico en temas, en discordia, en poner los nervios de punta… ¿qué por qué? Pues solo por ir a temas recurrentes pensemos en la B.B.C. Y no se trata de la famosa cadena de comunicación británica, no. Son las bodas, bautizos y comuniones que todo este mes de mayo inundan nuestro país, (no sé si este fenómeno se da también en otros países, aunque al parecer sí y como muestra ahí tenemos la boda Real del Príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton) Para los que nos tomamos en serio esto de la religión es un bofetón ver como los sacramentos se transforman también ¡cómo no! en objeto de consumo. Y en lugar de celebrar la fe y compartirla con la comunidad, estos momentos se convierten en un quebradero de cabeza: vestido, celebración, listas de regalos… gastos sin fin para bolsillos ya precarios (algunos claro) En fin, todo lo que Jesús predicó en su Evangelio.

Este mes hemos tenido también beatificación. Esto da para reflexionar en profundidad, pero por eso es el tema de portada de este mes en alandar, así que paso de decir nada.

Han asesinado a Bin Laden, y digo asesinado para no perderme en eufemismos. Además refugiados y emigrantes que desde África, y huyendo de regímenes dictatoriales, se dirigían a Lampedusa, han muerto 70 de ellos por el camino, por falta de auxilio de los países del Norte. Pidieron socorro y no se les ayudó. Murieron asesinados porque estas muertes se pudieron evitar. Venían a países donde, en teoría, se respetan unos derechos humanos, pero parece ser que estos derechos cada vez son más exclusivos de unos determinados países y de unos determinadas poblaciones. Y ahí tenemos a Francia e Italia queriendo poner puertas al campo, es decir fronteras a la zona Schengen.

Y ahora además de todo esto, en nuestra España andamos en campaña electoral. Susto da oír a nuestros políticos. Ahora hasta los spot publicitarios en lugar de decir que van a hacer, nos meten miedo diciendo lo que harán “los otros” si salen. Es la campaña del insulto y la descalificación…

Y se preguntarán Vds., en el supuesto de que esto lo lea alguien, que tiene que ver el titulo de esta columna con todo este cúmulo de cosas. Pues P.I.E. son la siglas de un partido: el Partido de la Izquierda Erótica, en el que Gioconda Belli basa su última novela, “El país de las mujeres”. Un país, imaginario, en el que las mujeres llegan al poder y gobiernan en solitario.

Los hombres a casa, a cuidar de los hijos, a hacer las cosas del hogar y a esperar que sus mujeres regresen cansadas del trabajo. Es un libro escrito, muy bien por cierto, con humor pero que trata temas muy serios. Y yo me pregunto ¿sería mejor el mundo si estuviera gobernado por mujeres? Estoy convencida de que sí, pero sino fuera así, tenemos todo el derecho a demostrar que tampoco nosotras somos capaces de hacer este mundo un lugar habitable, humano y acogedor para todas y todos.

Mayo está perdido y tendremos que ver qué hacemos con nuestro voto, pero para las generales aún falta ¿no habrá algún grupo de féminas que se animen a fundar el P.I.E.E. (¿Partido de la Izquierda Erótica Español?. Ánimo que no todo está perdido.