Vietnam_2011_323-2.jpgDesde que hemos empezado con todos los festejos sobre la Mujer Trabajadora, no puedo quitarme de la cabeza esas mujeres con las que hace poco me he encontrado en Vietnam. Mujeres de apariencia frágil, pequeñas, delgadas, sin fuerza aparente pero con una gran entereza y una fuerza que nada tiene que envidiar a la de los varones.

Las he visto por las calles de Hanoi transportando sobre sus frágiles hombros grandes cestos llenos de frutas. Son las vendedoras que pueblan todo Hanoi vendiendo, desde por la mañana temprano hasta que acaba el día sin apenas tiempo para comer, todo tipo de productos. Las varas que atraviesan sus hombros y de las que cuelgan los grandes cestos, se doblan hasta parecer que van a romperse, pero ellas siguen erguidas, con su cabeza cubierta con el típico sombrero vietnamita que las protege tanto de la lluvia del invierno como del sol del tórrido verano.

Las he visto de barqueras, remando durante horas una barca a través del río que lleva a la Montaña de la Fragancia donde se encuentra la Pagoda de los rostros Perfumados. En la barca pueden ir entre 10 y 15 personas. Ellas reman incansables para poder llevar a su casa un salario mínimo que les permita al menos comer. Ellas son Mujeres Trabajadoras

Este año se cumplen 100 de la primera vez que se salió a las calles pidiendo la igualdad entre hombres y mujeres. ¿Cuántos han de pasar para conseguir verdaderamente esa igualdad?

Vietnam_2011_527-2.jpgY quiero acabar con una felicitación que me ha enviado una amiga. Se la dedico a todas las mujeres trabajadoras que es lo mismo que decir a TODAS LAS MUJERES.

Feliz día de la mujer

8 de Marzo 2011
Un 19 de marzo de 1911 se celebró por primera vez el Día Internacional de las Mujeres. Este año no solo celebramos un año más de la lucha por el reconocimiento de igualdad de nuestros derechos, sino que marcamos los 100 años de nuestra reivindicación universal.

MUJERES CON ESCUDOS
Entre la meditación y la oración
Vas poniendo pequeños sellos.
A cada uno de tus días
Les marcas como:
Triunfo, alegría, admiración,
Pero también recuentas
Dolor, cansancio e infortunio,
Pero darte por vencida jamás
Porque escarbas en los desiertos
Mágicos haciendo la paz.

Cien años de reconocimiento
Pero siglos incansables de presencia,
Mancillas la adversidad
Como una herrera experta
Que forja su escudo para cien años más
Como líder, madre, obrera, curandera…
Y cuantas cosas más…
Que aun no terminas de crear.
Marcia Moya R.

Que este día nos detengamos a celebrar nuestra vida y la memoria de las mujeres que nos antecedieron en nuestras luchas. Que cada día nos acerquemos a investirnos de Sabiduría.
Anudando (Espacio de formación integral de las mujeres)
Quito – Ecuador