Comenzamos un nuevo curso, tras dos meses de descanso. En julio y agosto alandar no se publica en papel y la dinámica de la revista nos marca para el número de septiembre una planificación a largo plazo.

Esto hace que en las páginas interiores se echen en falta algunos temas que hoy son acuciantes y marcan la actualidad tanto nacional como internacional. Solo queda este pequeño espacio del editorial –como si de un verso libre se tratara–, para traer en el último momento, antes de entrar a imprenta, aquellos hechos relevantes en los que necesariamente tenemos que poner el foco.

Sucede así con la reciente firma del acuerdo por la paz en Colombia, tras un largo periodo de diálogo entre el Gobierno colombiano y las FARC-EP. Un tema del que nos hemos hecho eco en innumerables ocasiones y que es, en este final del verano y pese a las imperfecciones del acuerdo, un motivo para celebrar.

Menos esperanzada es la mirada que lanzamos a Nicaragua, donde el presidente Daniel Ortega está intentando ser reelegido. Si lo consigue, el país tendría al mismo gobernante durante 14 años de forma ininterrumpida y Ortega acumularía 24 años en el poder. Las repetidas denuncias de falta de libertad y democracia en este país centroamericano, tan querido, nos hacen verlo con preocupación.

[quote_right]Una vez más, los partidos están centrados en sus propios intereses y no en los de la gente de a pie[/quote_right]

Y, por último, otro de los temas que se ha quedado fuera de estas páginas es la actualidad política de este país nuestro. En el momento de entrar a imprenta se ha celebrado la primera votación fallida para investir a Mariano Rajoy como presidente. Pensamos que no nos hacía falta esperar a la segunda votación para conocer el resultado porque, una vez más, los partidos están centrados en sus propios intereses y no en los de la gente de a pie.

“Es la hora de la cultura política”, escribíamos en el editorial del pasado enero. Sigue siéndolo y lo será mientras no exista una democracia real que tenga como base los derechos humanos, todos ellos. Buena tarea para el nuevo curso.