Leer a Hermanita Magdeleine es adentrarnos un descenso contemplativo que acontece en el marco de lo cotidiano, compartiendo las condiciones de vida, el trabajo manual, los sueños y las luchas de las personas más invisibles y empobrecidas y buscando hacerse una con ellos y ellas, como la levadura en la masa y gritando el Evangelio con la vida.Toda la vida de la Hermanita Magdeleine está atravesada por un ideal que en ella no es abstracto, sino que está cargado de materialidades bien concretas: hacerse como los y las más pobres, formar parte de la clase de los humildes, de quienes el mundo desprecia…

Este contenido sólo está disponible para personas suscritas a alandar, disculpa las molestias. Si quieres información de suscripciones encuéntrala aquí