capellans.jpgA través de una amiga me he enterado de que, al parecer, en Baleares uno de los programas líder de audiencia es una serie de reportajes sobre la vida cotidiana de los sacerdotes en las islas. Tras investigar un poco me entero de que el programa en cuestión se llama “Capellans” y lo emite la televisión autonómica balear, IB3.

Me muero de curiosidad y es una lástima porque, en la web, no ofrecen servicio de televisión a la carta para verlo on line y saber, de primera mano, en qué consisten estos programas que tanto interés han despertado en el público. ¿Qué tienen estos curas que todo el mundo los ve los lunes por la noche?, ¿que superan a otras cadenas en pleno prime time? Me cuenta mi amiga que la idea parte de una serie de ficción, sobre un sacerdote, que también batió todos los ratings en IB3 y que, previamente, los había batido en su versión gallega.

Sin embargo, me tengo que contentar con leer los resúmenes y saber que en Baleares hay curas a quienes les gusta el flamenco, otros que gestionan entidades turísticas, un ‘capellán incansable’ y otro amante de los karaokes, un cura futbolero, otro agricultor y otro humorista. Los reportajes también retratan al único sacerdote que está destinado a la isla de Formentera o a otro que, al ser sacerdote en Menorca tiene que montar a caballo obligatoriamente en las fiestas populares.

Pero, más allá de lo anecdótico y, en un momento como éste en el que parece que los casos de pederastia empañan la labor cotidiana de tantos sacerdotes comprometidos, no puedo evitar preguntarme por qué despiertan sus vidas tanto interés. ¿Será algo morboso?, ¿una curiosidad enorme por aquellos que viven de forma diferente?, ¿una incredulidad hacia cómo puede desarrollarse la vida diaria de alguien célibe, con sus contradicciones y sus cotidianeidades?

De momento, creo que me quedaré con la duda… o me tocará esperar a que hagan la versión madrileña, ¿“Sacerdotes por el mundo”?, ¿“Curas de Madrid”? Seguro, seguro, que nos llevaríamos más de una sorpresa.